Previous Next

CORDURA EN TIEMPOS DEL COVID-19

Estamos viviendo una situación extraordinaria a la que nunca antes nos habíamos enfrentado. Todo es nuevo, para ti, para tu madre, para tu padre, para tus hermanos y hermanas y para tus profesores y profesoras, ninguno sabemos bien cómo afrontar esta situación. Lo que sí sabemos es que somos fuertes y, entre todos, vamos a conseguir que este dichoso virus que ha decidido ponernos a reto, desaparezca lo más pronto posible.

Son 15 días, quizás más, todo depende de lo obedientes que seamos con las normas que ha dictado el Gobierno. Así que debemos organizar estos días de la mejor forma posible.

  • Queremos evitar el contagio; así que no salgas a no ser que sea estrictamente necesario. Ver a tus amigos no es necesario, ni visitar a tus abuelos, siempre que puedas hacer una videollamada.
  • Lávate las manos al menos 10-12 veces al día, aunque no salgas de casa. ¡Bien es bien! Al menos durante 30 segundos, incluyendo muñecas y uñas.
  • No des besos, ni abrazos… en estos días nos tendrá que bastar con mandar emojis a través de whatsapp.

Recuerda que NO ESTAMOS DE VACACIONES, simplemente vamos a seguir dando clase desde nuestras casas, por lo que todos debemos poner de nuestra parte y ser responsables.

Debemos seguir unas pautas para que estos días sean lo más llevaderos posibles:

OPTIMISMO

Debemos intentar llevar la situación con humor y esperanza. No estés todo el día viendo las noticias sobre el coronavirus, con una vez al día para saber cómo evoluciona es suficiente.

No te creas todo lo que veas a través de twitter, Instagram o Facebook, ni en los grupos de whatsapp; sólo debemos creer lo que dicen las fuentes oficiales.

Pensad que algunos de nuestros antepasados sufrieron la Guerra Civil y tuvieron que estar atrincherados en casa años y años, ¿no vamos a poder nosotros aguantar 15 días?

HORARIO

Como ya os he dicho, NO ESTAMOS DE VACACIONES, por lo que deberías seguir el mismo horario, o al menos similar al del instituto. Los profesores van a mandar tarea de las diferentes materias todos los días, así que si cada semana tienes 4 horas de lengua y 3 de inglés, por ejemplo, tus profesores te van a mandar tarea equivalente a esas horas, así que distribuye bien el tiempo y aprovéchalo.

NO MATES LAS HORAS Y PRACTICA TUS AFICIONES

Está claro que no vamos a estar todo el día estudiando, pero las horas que tenemos libres evita pasarlas usando tecnología (móviles, ordenadores, videoconsolas). Está claro que vivimos en pleno siglo XXI y estamos rodeados de tecnología, también podemos hacer uso de ella para divertirnos, podemos ver películas o esa serie que tenemos pendiente; incluso hay juegos "on line" como "las 4 en raya" o el "apalabrados" con el que vamos a poner nuestro cerebro a pensar. Si estamos 15 días dejando que nuestro cerebro se aburra, cuando volvamos a clase, nuestros resultados académicos van a sufrir las consecuencias y no queremos eso, ¿o sí?

Busca alguna afición. Todos tenemos alguna, aunque nunca hayamos pensado en ella. Quizás te gusta leer, escribir, hacer dibujos o grafitis. Puedes aprovechar para ayudar a tus padres en casa, a tus hermanos con sus tareas. Podéis jugar a juegos de mesa, a las cartas, incluso al fútbol-chapa o al ajedrez. También podéis bailar para realizar coreografías y aprender a hacer malabares.

Hasta hace apenas 20 años nadie tenía Internet en casa, por lo que pasábamos las horas jugando al parchís, a la oca, a los cromos. Todo esto a ti te sonará raro; pero habla con tus padres y que te cuenten a qué jugaban ellos de pequeños. Seguro que es divertido.

Haz algo de ejercicio físico. Muévete, salta a la comba, usa bicicleta estática… esa que está abandonada en el garaje o ponte tutoriales en Youtube, pero muévete, aunque no puedas salir de casa, podemos mover nuestro cuerpo y eso ayudará a nuestra mente.

PIDE PERDÓN Y EXPRESA TUS EMOCIONES

Pensad que no estamos acostumbrados a pasar tantas horas en casa con nuestra familia sin poder salir. Habrá momentos en los que haya tensión y enfados, pero todos debemos poner de nuestra parte y disculparnos cuando digamos o hagamos algo mal.

A veces nos guardamos todas las emociones y sentimientos en el interior, y empezamos a ser como un globo que se hincha hasta que está a punto de explotar. Debemos ser capaces de expresar lo que sentimos, lo que pensamos, quizás tenemos miedo, quizás estamos nerviosos… ¿eres capaz de hablarlo con tu familia?

Te proponemos una actividad para estos días, elige 10 minutos al día, los que tú quieras, y ponte delante de un folio en blanco. Sólo necesitas un folio o libreta y un bolígrafo. Deja volar tu imaginación, escribe todo lo que te pase por la mente, tus emociones, tus sentimientos, lo que echas de menos, lo que has hecho durante el día… y reflexiona sobre las cosas buenas de cada uno de los días, siempre, siempre, siempre, hay algo bueno. Os animamos a que escribáis tres cosas buenas cada día. Seguro que piensas que no sé lo que estoy diciendo, y que es imposible que haya algo bueno en días así, pero créeme que sí.

Quizás te gusten los días de lluvias o tu padre ha cocinado tu comida favorita. Has jugado con tu perro o has descubierto una serie divertida. O quizás te ha salido a la primera el ejercicio de matemáticas o incluso has practicado en casa el experimento que explicó algún compañero en clase hace unas semanas.

Siempre hay algo bonito en cada uno de los días, por muy grises que parezcan.

Piensa, imagina, escribe y reflexiona sobre todas las cosas que tenemos normalmente y que no valoramos.

Quizás te parezca una tontería y estás pensando que bastante escribes ya… pero escribir te va a ayudar a estar bien contigo mismo, a comprender tus emociones y a evitar los nervios y el estrés. ¿Te animas?

LA ESCRITURA ES LA PINTURA DE LA VOZ (Voltaire)

Si necesitáis cualquier cosa estamos a vuestra entera disposición. Departamento de Orientación del IES Néstor Almendros de Tomares.